Cartucho

El cartucho de tinta es uno de los elementos a tener más en cuenta a la hora de prever el gasto derivado de la instalación de una impresora. El precio de los productos de la marca, su duración y su rendimiento son factores determinantes a tener en cuenta.

Hora de cambiar el cartucho

Cuando la tinta de la impresora empieza a escasear, las propias impresiones serán las primeras en notarlo, reduciendo su intensidad o incluso empezando a mostrar rayas y manchas. Para evitar quedarse sin suministro de tinta cuando más se necesita, es recomendable anotar en algún lugar visible la marca y el modelo de la impresora, así como la información relativa al cartucho que se debe adquirir. Al margen de esta medida, es recomendable, como precaución, disponer siempre de un cartucho extra listo para su uso cuando sea necesario. Los cartuchos de tinta de impresora se pueden comprar en línea o en tiendas de suministros de oficina.

La amplia selección de los catálogos online se puede manejar conociendo la marca y el modelo de la impresora, así como los requerimientos de impresión. Comprar un cartucho de Canon no implica que vaya a funcionar en todas las impresoras Canon. Es importante comprobar que el producto que se adquiere es válido antes de abrirlo. Una vez se ha sacado de su embalaje original, el cartucho no se puede devolver.

Láser o tinta?

Lógicamente, antes de lanzarse a la selección de la marca y del modelo, habrá que saber si se necesita un cartucho de tinta, para una impresora por inyección de tinta, o un tóner, para impresoras láser. Las diferencias son notables, tanto en el producto como en su utilización. Las impresoras de inyección de tinta utilizan típicamente un cartucho de tinta negro y otro de color con los tres colores primarios, que se pueden combinar para formar una amplia gama de colores y sombras. Algunas impresoras especialmente pensadas para impresión fotográfica utilizan más de un cartucho de color. La sustitución de todos estos suministros puede ser muy costoso, por lo que tomarse un tiempo en encontrar las mejores ofertas y un proveedor de calidad resultará en un gran ahorro. Los cartuchos de tinta y los tóneres están disponibles bajo diferentes marcas. Algunas de ellas son fabricadas específicamente por cada marca, y otras se dedican a fabricar productos compatibles con cada una de ellas, pero normalmente a precios menores.

Por lo general, los cartuchos compatibles funcionan tan bien como los de la propia marca, aunque no disponen de garantías. Si se produce algún problema en la impresora derivado del uso de alguno de estos productos, el consumidor tendrá pocos recursos para reclamar al fabricante, que se puede escudar en el uso de productos que han dañado el dispositivo. Otra forma inteligente de ahorrar en el suministro es tomarse un tiempo para bucear entre las ofertas pasajeras de determinados fabricantes. Aprovechar los precios especiales para abastecerse es la mejor opción de tener cartuchos siempre a mano y a buen precio.