Fax Termal

A pesar de la consolidación de internet como el medio de excelencia para enviar y recibir documentos, las máquinas de fax termal siguen teniendo una importante demanda en las empresas.

Diferencias respecto al fax tradicional

El fax termal se distingue entre otros tipos por utilizar la energía térmica o calor con el fin de reproducir las imágenes en el papel. Las máquinas de fax de corriente térmica también utilizan un tipo especial de papel, el papel térmico, que tiene la propiedad de cambiar de color cuando entra en contacto con una fuente de calor. A medida que fax termal se calienta, el papel térmico pasa a través del dispositivo creando la imagen. Al igual que otros tipos de impresoras, el fax termal tiene ventajas y desventajas que conviene conocer antes de decidirse a realizar la inversión necesaria. La principal ventaja de este tipo de dispositivos es su rentabilidad.

Un fax termal cuenta con pocos componentes, y el dispositivo de base en sí es más barato si se compara con otras máquinas de fax, con diseños más complicados y mayor número de piezas. El uso intensivo de la máquina evidenciará el ahorro respecto a una impresora de inyección de tinta. Hay que tener en cuenta que el fax termal no requiere de cartuchos caros para seguir funcionando. El sistema se basa en el uso de un tipo especial de papel sensible a la temperatura, por lo que solo se necesita una fuente de calor.

Durabilidad para resultados medios

Las máquinas de fax termal son también uno de los tipos de fax más duraderos debido a su simple diseño. La reparación y reemplazo de piezas es sencillo y económico, lo que implica un gasto de mantenimiento menor al de una unidad tradicional. Sin embargo, este tipo de dispositivos solo son adecuados para unos requerimientos de calidad de impresión poco exigentes. Una de las desventajas del fax termal es precisamente el uso de papel térmico, que está revestido con productos químicos que reaccionan a los cambios de temperatura. La mezcla de diferentes productos deja en el papel un olor característico que se impregna en el ambiente. Por este motivo, es conveniente disponer de un espacio o de una sala concreta para utilizar un fax termal.

El papel térmico se puede encontrar en rollos o en hojas, y es necesario para utilizar un fax termal. Es importante tener en cuenta que estos rollos tienden a curvarse hacia arriba, por lo que es recomendable no comprar demasiado suministro para almacenarlo. Finalmente, la característica distintiva del fax termal es la calidad de sus resultados. El papel debe mantenerse alejado de fuentes de calor, ya que el aumento de temperatura puede oscurecerlo e inutilizarlo. El uso de fax termales y de papel térmico no se recomienda para la impresión de documentos con un alto grado de exigencia en cuanto a calidad, nitidez o colores.