Fuser

El papel recién salido de la impresora suele estar ligeramente caliente. La explicación de este fenómeno hay que buscarla en el “fuser” o unidad de fusión del dispositivo.

Qué es el fuser?

La unidad de fusión, o “fuser”, de la impresora está formada por un par de rodillos calentados dentro de la impresora que fusionan el tóner sobre el papel en el que se está imprimiendo. Las partículas de tóner se imprimen sobre el papel para dar forma al texto que se quiere imprimir, mientras que las imágenes del papel pasan por el tambor, o “drum”. El papel se dirige entonces al “fuser”, de manera que el tóner se puede fundir en las fibras del papel para mantenerse en el mismo de forma permanente. Tanto el calor como la presión se aplican a través de la unidad de fusión. Una vez que el papel atraviesa el “fuser”, llega a la bandeja de salida de la impresora.

La unidad de fusión de la impresora es uno de sus elementos principales, y puede necesitar ser reemplazada cada cierto tiempo a causa del constante desgaste dentro de la impresora. Las partículas de polvo de tóner y el papel se adhiere a las partes de la impresora y su acumulación puede dificultar su funcionamiento con el tiempo.

Sustituir correctamente la unidad de fusión

La acumulación de partículas puede crear arañazos en el fijador y problemas de impresión. La mayoría de impresoras dispone de alertas que avisan de cuándo se debe sustituir el “fuser”. Sin embargo, la aparición de líneas de impresión en las páginas es un buen indicador para entender que es necesario cambiar el “fuser”. Las piezas para reemplazarlo se pueden comprar por separado, pero algunas impresoras disponen de un kit de mantenimiento en su embalaje original. En el caso de que sea necesario comprar una nueva unidad de fusión, existe multitud de empresas que pueden facilitar los componentes necesarios para la sustitución.

Por lo general, estos productos pueden pertenecer a marcas como Xerox o Lexmark, o ser fabricadas de forma independiente por otras marcas, haciéndolos compatibles con los requerimientos de cada fabricante pero sacándolos al mercado por un precio notablemente inferior. Es importante tener en cuenta que el uso de productos no oficiales puede derivar en la pérdida total de la garantía del fabricante de la impresora. Por este motivo, será recomendable recurrir solo a los productos de cada casa fabricante o a terceros cuyos productos sean fiables.