Markem-Imaje lanza equipo de impresión para la industria láctea

La industria láctea cuenta con un nuevo dispositivo de impresión de pequeños caracteres. Se trata de la impresora 9042, el último lanzamiento al mercado de la empresa de codificación y marcaje, Markem-Imaje.

Markem-Imaje presenta una solución para la industria láctea

La empresa especialista en sistemas de codificación y marcaje industriales, Markem-Imaje, ha lanzado al mercado una nueva creación, dentro de su línea de impresoras 9000 series. Esta vez le toca el turno a la 9042. Un dispositivo que mantiene un diseño inspirado en el lanzamiento anterior de la empresa, la 9040. El nuevo modelo, presentado por Markem-Imaje, ha sido diseñado pensando especialmente en la industria láctea. Para encajar perfectamente en ella, la novedad del recién estrenado modelo es un sistema avanzado para administrar los consumibles.
El cambio de sistema consiste en haber sustituido los cartuchos anteriores (de tintas y no de tóneres) por una nueva modalidad de recipientes herméticos. Esta característica permite que los cartuchos puedan cambiarse con mayor rapidez, ya que no habrá problemas de pérdidas o de goteo. Según señala la propia compañía, el tiempo estimado de cambio de cartucho es de unos 30 segundos, lo que supone poder realizar esta función sin tan siquiera necesitar detener la producción.

La impresora 9042 y sus posibilidades

Además del novedoso cartucho hermético, con capacidad para 0,8 litros de tinta, la impresora 9042 presenta una serie de posibilidades que la convierten en ideal, dentro del sector de la impresión de pequeño carácter. El cabezal de impresión está cubierto de acero inoxidable (al igual que el resto de la estructura), lo que permite que el dispositivo pueda utilizarse en impresiones que requieran del movimiento del cabezal sin miedo a deteriorarlo. También relacionado con los cabezales, el aparato cuenta con un sistema de limpieza exclusivo que permite garantizar los arranques del dispositivo sin ningún problema. La impresora es capaz de imprimir hasta ocho líneas, una característica muy útil para logotipos, códigos de barra o fechas de caducidad, entre otros. Para asegurar que el trabajo impreso es el esperado, la presión de la tinta cuenta con un ajuste automático. Así pues, no es necesario preocuparse de si la velocidad del chorro de tinta es la adecuada para obtener la máxima calidad de impresión, ya que de eso se encarga la propia autómata.

Artículo de gran durabilidad

Markem-Imaje ha logrado un artículo de gran durabilidad con su idea de realizar la estructura de la impresora en acero inoxidable. Por defecto, el grado de protección que se utiliza es el IP54, el estándar. Además, la empresa señala que puede aumentarse dicho grado con la protección IP64, que ofrece una impermeabilización completa y está pensada especialmente para entornos de trabajo con altos niveles de humedad. La impresora a chorro de tinta 9042 de Markem-Imaje es una solución eficaz para la industria láctea y garantiza acabados duraderos y de gran calidad.