Multifunción (all in once)

Un producto para todo

Las impresoras “all in once” se han convertido en uno de los productos más populares, ya no solo en el ámbito laboral, sino también en el doméstico. La posibilidad de imprimir, copiar, enviar faxes y escanear documentos a través de un solo dispositivo ha cambiado radicalmente la forma de comunicarse y trabajar desde casa.

All in Once, un concepto revolucionario

Las impresoras “all in once” o multifunción no se ocupan únicamente de imprimir documentos enviados desde el ordenador. Permiten también copiar, enviar y recibir faxes, y escanear documentos para disponer de una copia digital de los mismos. Las ventajas de este tipo de dispositivos son evidentes, ya no solo por la facilidad de uso, sino también por el precio. Y es que comprar un solo producto, aunque más caro que una impresora tradicional, resultará siempre más barato que adquirir cuatro dispositivos diferentes, además de ahorrar espacio en casa. Además, casi todas las impresoras multifunción pueden realizar varias tareas simultáneamente, tales como imprimir mientras se recibe un fax. Por si quedaba alguna duda respecto a la calidad de impresión, los resultados son comparables a los que garantizan una impresora láser o una impresora de inyección de tinta.

Inyección de tinta o láser?

Hoy en día, prácticamente cualquier impresora láser puede generar una impresión de gran calidad para documentos que integren texto e imágenes. Por eso son ideales para imprimir trabajos muy largos e informes a un bajo coste por página. Las impresoras de inyección de tinta son aun menos costosas, pero están pensadas y preparadas para necesidades de impresión más modestas. Dependiendo del tipo de trabajo a desarrollar y de los requerimientos profesionales, se podrá optar por un tipo u otro a la hora de comprar una impresora multifunción. Además, una compra de estas dimensiones debe considerar otros aspectos clave como la velocidad de páginas por minuto, es decir, la velocidad promedio que requiere la impresora para imprimir una página en blanco y negro.

Hay que tener en cuenta que las imágenes en color tienen que explorarse a fondo y se imprimen de forma diferente, por lo que su realización requiere de más tiempo. Otro de los factores a considerar es la resolución, que se mide en puntos por pulgada. Cuantos más puntos, más fina es la resolución del texto o la imagen. Las imágenes son más complejas que un texto a la hora de imprimir, por eso la resolución puede distinta en cada caso. Es importante tener en cuenta también cual es la memoria RAM, donde se contiene toda la información gráfica que el dispositivo puede almacenar en la cola mientras se realizan otras impresiones. Cuanto mayor sea la capacidad, más rápida será la impresora a la hora de completar gráficos complejos e imágenes con alta