Office Printer

Entre todas las categorías disponibles para distinguir impresoras, la más significante es la que se establece entre una office printer y una impresora para el hogar. Elegir el mejor dispositivo para el lugar de trabajo pasa por entender las necesidades del negocio a medio plazo.

Seleccionar la mejor office printer para el negocio

La primera pregunta que cabe hacerse a la hora de seleccionar una office printer es si se necesita una sola función o una impresora multifunción. Para responder a esta pregunta, será necesario considerar si se prefiere tener un dispositivo para fax, otro para copia, otro para escaneado y un cuarto dedicado a impresión o una sola máquina que lo hace todo. Como mínimo, una impresora multifunción combina impresora y escáner y funciona como copiadora también. Para seleccionar una office printer, es frecuente que se prioricen los dispositivos multifunción en busca de un ahorro de tiempo y dinero. Por otro lado, las impresoras de una sola función están optimizadas para ciertas tareas que una empresa pueda necesitar eventualmente. Las impresoras láser para uso general de oficina son generalmente más rápidas que las impresoras multifunción del mismo precio.

Si se trata de un negocio relacionado con la fotografía y las artes gráficas, ciertamente habrá que buscar una impresora fotográfica de alta gama, y probablemente un escáner independiente de gran calidad. En algunos casos se puede optar también por un escáner portátil para digitalizar rápidamente tarjetas de visita o recibos cuando se esté fuera de la oficina. Lógicamente, la compra de un dispositivo especializado no impide hacerse con una impresora multifunción que puede servir como centro de recursos para trabajos más rápidos y con una exigencia de calidad menor.

Color y rapidez, dos rasgos básicos

Al adquirir una office printer multifunción, se debe prestar especial atención al alimentador automático de documentos, que permitirá enviar faxes, realizar copias, escanear e imprimir documentos de varias páginas sin ningún esfuerzo. Los alimentadores se pueden adaptar a varios tamaños estándar de papel. Otra pregunta que merece la pena hacerse es la necesidad de usar color. Si no se imprime nada más que cartas o documentos monocromos, no hay razón para invertir una suma mayor en un dispositivo a color. Sin embargo, cabe considerar que varias impresoras multifunción de láser pueden imprimir en una calidad suficiente como para producir en la propia oficina folletos publicitarios propios y trípticos.

Si no se requieren más de unas doscientas copias de folletos y material de promoción en general, hacerse cargo de la impresión de estos documentos puede resultar en un importante ahorro respecto a la cantidad que habría que abonar a una imprenta.