Producción de impresión

La producción de impresión requiere contar con una impresora específica para grandes volúmenes. Se trata de máquinas profesionales que ofrecen excelentes calidades de impresión a color.

Alta velocidad y calidad profesional

La velocidad de producción de impresión comienza alrededor de las 60 páginas por minuto, aunque algunos fabricantes recomiendan exigir modelos que puedan producir hasta 100 o 150 páginas por minuto para obtener esta designación. La producción de impresión designa a las máquinas que pueden asumir grandes volúmenes y una excepcional calidad en las impresiones a color. Al margen de la popularidad de internet para enviar y recibir documentos, la mayoría de las empresas depende todavía de la producción de impresión para cumplir sus procesos diarios.

En el mercado existen varias marcas que ofrecen máquinas competitivas en este segmento, aunque es recomendable buscar aquellas que destacan por su experiencia y buena reputación, como Xerox, Konica Minolta y Ricoh. Cuando se trata de buscar la mejor máquina para la producción de impresión, es recomendable buscar marcas que puedan adaptarse a una empresa más pequeña y a una oficina de alto nivel empresarial.

Xerox, Konica Minolta y Ricoh.

Xerox es uno de los principales fabricantes de suministros de oficina y su gama de impresoras de producción monocromas y en color se ha labrado una gran reputación por la combinación de las últimas soluciones de impresión con la fiabilidad, el rendimiento y la necesidad de dar salida a una impresión de alta calidad en empresas. Para una empresa pequeña, Xerox cuenta con modelos de entrada que mantienen el ratio de las 60 páginas por minuto y una resolución de 2.400 puntos por pulgada. Se trata de un equipo ideal para empresas que no necesiten producir más de 50.000 páginas al mes.

La firma dispone también de modelos de gran volumen en blanco y negro, con una producción de impresión de hasta 700.000 páginas al mes. Estas máquinas permiten seleccionar diferentes tamaños de impresión y alcanzan una velocidad de hasta 125 páginas por minuto. Konica Minolta, por su parte, dispone de impresoras en color capaces de alcanzar las 150 páginas por minuto, lo que las hace ideales para entornos de producción de impresión muy exigentes. El volumen de páginas mensuales puede alcanzar los tres millones en algunos modelos, y muchos de ellos ofrecen diferentes opciones de configuración, con hasta 40 opciones distintas de acabado e impresión en soportes gruesos. Finalmente, Ricoh opta por alternativas como los rollos de papel en lugar de hojas.

De esta manera, la marca consigue incrementar la velocidad, calidad y flexibilidad de sus modelos específicos de producción de impresión. Para pequeños negocios, las impresoras en blanco y negro de esta marca pueden producir hasta 154 impresiones por minuto con una resolución de 600 puntos por pulgada. Para entornos más exigentes, la velocidad puede incrementarse hasta los 220 metros de impresión por minuto, con una resolución de 720 puntos por pulgada.