Unidad de Fax

Las máquinas de fax siguen siendo un elemento básico de la configuración de oficina tradicional, llenando un papel aún no sustituido en su totalidad por los avances en la tecnología de las telecomunicaciones. Una buena unidad de fax se debe elegir de acuerdo con el volumen de trabajo previsto y los requisitos necesarios de calidad.

Variedad de elección

La amplia gama de modelos y características disponible en el mercado facilitan el uso de una unidad de fax para todo tipo de ambientes de trabajo, tanto a nivel doméstico como en la oficina. Varios de los dispositivos disponibles en el mercado permiten realizar varias funciones clave para complementar las funciones de una unidad de fax, mejorando la experiencia de uso para los usuarios. En última instancia, hay varias preguntas y consideraciones clave que merece la pena plantear a la hora de evaluar las características de estos dispositivos. Hay que tener en cuenta que una unidad de fax implica la manera más rápida de manera y compartir documentos por escrito o que necesitan ser firmados.

Si se quiere priorizar el ahorro con un sistema de configuración básica, lógicamente sin los lujos de un sistema con todo incluido, se puede optar por una unidad de fax con impresora de inyección de tinta. Por otra parte, optar por un dispositivo sencillo evitará largos tutoriales de formación para aprender a usar la máquina y permitirá plantear una actualización de software y hardware más frecuente que con un sistema muy costoso.

Tinta o láser?

Con el desglose de las tecnologías necesarias, será necesario determinar qué resulta más beneficioso para el sistema: la tinta o el láser. Entre ambos métodos, una unidad de fax de inyección de tinta permite disfrutar de una calidad razonable a un coste menor. Para elegir mejor cuál de las dos es la más conveniente, se puede utilizar el baremo de impresiones inferior a 40 páginas diarias. Si el volumen es superior, será recomendable decantarse por una unidad de fax láser, que utiliza tóneres para crea imágenes de mayor calidad que las máquinas de inyección de tinta. Además, el fax con impresión láser puede dar salida a un mayor número de impresiones a velocidades más altas.

Adquirir cartuchos láser para una unidad de fax resultará más costoso, pero el número de copias que pueden producir es mucho mayor que las que se pueden obtener de un cartucho de inyección de tinta de repuesto. La mayoría de los documentos impresos se manejan en un formato de oficina, pero el presupuesto será casi siempre el factor clave. Los compradores que desean incorporar funciones de impresión y copia en su unidad de fax deberán hacer frente a un precio superior que el de los fax sin funciones adicionales.