Por favor, escoja su artículo

Canon Impresoras

Canon cuenta con una larga y exitosa historia como fabricante de cámaras. Sin embargo, la compañía japonesa también se ha establecido satisfactoriamente en el mercado de las impresoras. La filosofía empresarial de Canon se resume en el término japonés Kyosei: "Vivir en armonía y trabajar para un bien común". Manteniéndose fiel a dicha máxima, Canon ha alcanzado un reconocimiento impresionante en su país de origen.

Distribuidores

¡Nuestra oferta va dirigida exclusivamente al cliente final. Contacte con nosotros a través de nuestra dirección de correo electrónico mail@supplies24.es si es usted revendedor!

Comienzos como fabricante de cámaras

La fundación oficial de la empresa Canon se produjo el 10 de agosto de 1937. Los fundadores, Uchida Saburo, Yoshida Goro y Takeshi Mitarai se propusieron fabricar reproducciones de las cámaras fotográficas compactas de Leica y Contax , líderes de la tecnología del momento. Para ello ya habían desarrollado en los años anteriores su primer modelo bajo la marca Kwanon.

Esta estrategia resultó fructífera y Canon es actualmente uno de los fabricantes más grandes del mundo de cámaras fotográficas. La empresa ofrece además otros productos del sector de la imagen digital. Aquí también se encuentran, además de las videocámaras y prismáticos, impresoras, escáners, faxes y fotocopiadoras, y naturalmente también se incluyen los dispositivos multifuncionales, como el Canon Pixma MG 6250, así como el tóner y los cartuchos de tinta. En 1983 Canon intentó incluso establecerse como fabricante de ordenadores, sin obtener un resultado positivo. A finales de los años noventa, la marca lanzó el Canon BN22, un ordenador portátil con impresora de inyección integrada que funcionaba introduciendo las hojas individualmente por debajo del teclado, que posteriormente salían impresas por detrás de la pantalla.

La primera impresora Canon en la década de los setenta

En 1970 Canon comenzó a desarrollar y producir equipos de fotocopia, a los que siguió en 1979 el primer equipo de impresión con la impresora láser LBP-10. La fotocopiadora digital a todo color CLC-1 producía unas fotocopias tan buenas que el fabricante tuvo que desarrollar a partir de 1993 una tecnología antifalsificaciones para los modelos posteriores a causa de la presión de las autoridades, ya que los dispositivos se usaban con mucha frecuencia para la reproducción de billetes.

En el año 2004 Canon obtuvo además el Premio Gran Hermano del Club Chaos Computer, que había encontrado pruebas de que Canon imprimía un número de serie invisible sin medios técnicos en cada copia a color. Esto hacía posible identificar la fotocopiadora que había emitido dicha copia.

El 16 de noviembre de 2009 Canon absorbió al fabricante de impresoras Océ y desde entonces aspira a ser el líder del mercado internacional en la industria de las impresoras. Las repercusiones son, no obstante, irrelevantes para los usuarios particulares. Con los productos y la cuota de mercado de Océ, Canon tapó un agujero en su catálogo. Sin embargo, los sistemas de impresión digital de alto rendimiento para el sector de la impresión de alta producción son algo muy distinto de las impresoras láser y de inyección de tinta, entre las cuales se pueden intercambiar los cartuchos de tinta y el tóner.

Impresoras de inyección, láser y fotográficas

Más allá de las impresoras profesionales y las fotocopiadoras, como la línea Océ Varioprint DP, que obtuvo el galardón iF Product Design Award, Canon ofrece actualmente seis clases de impresoras diseñadas para el uso personal. Tanto la impresora de inyección de tinta de la serie Pixma como la impresora láser de la gama i-Sensys están disponibles en formato multifuncional (con escáner y fotocopiadora). La mayoría poseen igualmente un dispositivo fax integrado.

Canon concede una prioridad especial en sus impresoras a la impresión fotográfica. Para la impresión fotográfica profesional está disponible en la actualidad el modelo Pixma Pro, que funciona con tinta. Las impresoras fotográficas Selphy compactas producen fotografías directamente en los tamaños estándar 9x13 y 10x15 tintando el papel fotográfico con una capa de color rojo, amarillo y azul (en orden consecutivo en la cinta de impresión) y lacrándolo al final. Todos los consumibles necesarios para los dispositivos Canon, como cartuchos de tinta y tóners, se pueden solicitar aquí sin gastos de envío.